5 consejos para elegir la mejor casa para el verano 

El verano está a la vuelta de la esquina y seguro que quieres disfrutarlo al máximo. Te apetece descansar y aprovechar tu merecido tiempo libre en el lugar perfecto…Si estás buscando ese sitio ideal para pasar tus vacaciones, sigue leyendo. Te damos algunos consejos para elegir la mejor casa para el verano. 

1. Elige la mejor ubicación 

En verano, tanto la costa como la montaña son destinos idílicos para vivir, pero ten en cuenta si es rentable o no comprar una casa. Es importante conocer que, si se apuesta por un lugar con una gran demanda turística, el precio de compra será más alto. 

Las mejores zonas de España para comprar una casa de verano son Alicante, Málaga, Cádiz, Las Palmas de Gran Canaria, Islas Baleares, Cantabria o Galicia.  

2. Abierta al exterior 

En la actualidad, la arquitectura apuesta cada vez más por espacios que se abren al paisaje, difuminando los límites entre el interior y el exterior. Por ejemplo, instalando puertas correderas acristaladas desde el suelo hasta el techo, para convertir el salón en un espacio exterior cubierto (cuando las condiciones meteorológicas lo permitan). Además, podrás disfrutar de unas vistas panorámicas.  

Asimismo, los cerramientos con perfiles enrasados en el suelo son otra opción para conseguir una continuidad visual. Y si quieres potenciar este efecto, puedes incluso utilizar el mismo material para suelos y paredes. 

3. Con espacios al aire libre 

Mejor si la casa dispone de zonas exteriores como un jardín, una terraza o un patio. En estos espacios es fundamental la vegetación, que refrescan el ambiente, proporcionan sombra y aportan color y fragancias veraniegas.  

Recomendación: crea un rincón para disfrutar de la siesta o de un ratito de lectura al aire libre. Puedes instalar una tumbona de madera, un cómodo sofá para exterior o una hamaca para descansar.  

Con las temperaturas veraniegas, siempre apetece refrescarse en una piscina.

4. Apuesta por los colores del verano

Sin duda alguna, el blanco es el tono predominante. Lo puedes combinar con colores fuertes, elegidos siempre en sintonía con el entorno donde se encuentre la casa. ¿La intención? Crear ambientes agradables, luminosos y frescos que agradecerás en esta época del año. 

Si la casa está cerca de la playa, escoge tonos turquesas, azules, amarillos o colores tierra. Por el contrario, en una casa de campo, son más adecuados los tonos verdes o gamas de colores más cálidos (rojos, rosas, amarillos o anaranjados).  

En cuanto a las estancias, el dormitorio es el espacio más importante y donde más energías debemos invertir para conseguir nuestro refugio ideal. Por ello, es importante elegir colores más fríos como el verde o el azul, que ayudan a generar una sensación de calma y tranquilidad para un buen descanso. 

5. La joya de la casa: una piscina exterior 

Una piscina es un elemento fundamental que no puede faltar en una casa para el verano. Es importante que esté situada en la parte más soleada del jardín y que esté protegida del viento.  

Además, si hay unas buenas vistas, sería perfecto que fuese una piscina infinita o “Infinity pool”, en la que el agua rebose por encima del borde, creando así un efecto de continuidad con el horizonte.  

¡Agradecerás refrescarte de vez en cuando con las altas temperaturas del verano! 

Si tienes alguna duda o quieres elegir la mejor casa para el verano, ¡contacta con nosotros! Estaremos encantados de atenderte.