6 consejos para aprovechar la luz natural en invierno

La luz natural juega un papel súper importante en cualquier vivienda, ya que la luz del Sol aporta vitalidad y belleza a los espacios. El problema es que, con la llegada del invierno, la luz solar se reduce, lo que hace necesario utilizar luz artificial. Por eso, es importante saber aprovechar la luz natural en los meses de invierno, ya que proporciona muchos beneficios a nuestro hogar. Sigue leyendo este artículo porque te damos 6 consejos para aprovechar la luz natural en invierno. 

¡No te lo pierdas! 

1. Pinta tu casa con colores claros 

 Los colores son importantes a la hora de aprovechar la luz solar. Por eso, pinta las paredes de tu vivienda con colores claros (blanco, gris neutro, etc.). Y también utiliza colores claros para puertas, muebles o sofás, ya que aportará una sensación de amplitud y dotará de luz extra a los espacios de tu casa. 

Los colores blancos aportan luz a las estancias.

2. Utiliza los espacios de forma coherente  

Está claro que no todas las estancias de una casa tienen la misma luminosidad natural. En este sentido, las habitaciones que se orientan hacia el sur suelen tener más luz. De este modo, puedes destinar estos espacios más luminosos a las tareas habituales que requieran más luz, por ejemplo, para teletrabajar o para estudiar. Así, usaremos los espacios de manera más racional. 

3. La distribución de los muebles es fundamental 

Es fundamental la distribución de los muebles para sacar el máximo provecho a la luz solar. Por eso, evita colocar muebles cerca de las ventanas o en zonas donde se proyecte más la luz natural. Distribuye los muebles de manera que no interrumpan la proyección de la luz que entre por las ventanas.  

Asimismo, contar con estancias abiertas, con pocos pasillos y prescindir de puertas o separadores entre los espacios de la casa, propicia que la luz solar se propague por toda la vivienda. 

4. Elige bien las cortinas o los estores para las ventanas 

Las cortinas o los estores que coloques jugarán un papel esencial porque en invierno permiten una mayor entrada de luz. En este caso, los estores tienes algunas ventajas que no tienen otro tipo de cortinas, ya que nos permiten regularlos a la altura que queramos en cada momento, controlando así la entrada de luz en la estancia. Además, hay diferentes modelos y medidas de estores y son fáciles de instalar. 

Los estores permiten regular su altura, por lo que permite que entre en casa la cantidad de luz que queramos.

5. Incorpora tragaluces 

Si por el diseño de la vivienda, no es posible instalar ventanas, colocar tragaluces en el techo es una buena idea para aumentar la luminosidad. Colócalos en cuartos de baño o en habitaciones pequeñas, ya que llenarán de luz natural la estancia. 

6. Coloca espejos 

Este es un viejo truco que funciona muy bien, porque, además, da sensación de amplitud a las estancias. Los espejos reflejan toda la luz que reciben, por eso, colocados frente a una ventana, multiplicarán la luz. Esto nos permitirá aprovechar al máximo la luz del Sol en invierno y ganar luminosidad en habitaciones más oscuras. 

¿Ha sido suficiente con estos 6 consejos para aprovechar la luz natural en invierno o necesitas más? ¡Contacta con nosotros! Resolveremos tus dudas.