8 consejos para una mudanza tras la venta de tu vivienda

¿Te mudas pronto porque has vendido tu casa? Sabemos que las mudanzas pueden convertirse en una mala experiencia…pero ¡no te preocupes! Lo primero es mantener la calma. En el siguiente Blog te ayudaremos a llevarlo mejor porque te damos 8 consejos para una mudanza tras la venta de tu vivienda. 

¡Sigue leyendo si quieres saber más!  

Apunta estos 8 consejos para una mudanza tras la venta de tu vivienda 

1. Es fundamental hacer limpieza 

Es el momento perfecto para hacer la limpieza general que has ido postergando, sobre todo de ropa y de trastos que ya no necesitas. ¡Ponte manos a la obra! 

De esta manera, debes priorizar y pensar en todo aquello que vas a necesitar o no. Puedes deshacerte las cosas que llevas años almacenando y que sabes que ya no utilizarás más: ropa vieja, demás enseres que ya no nos sirven, etc. Dona esas cosas a personas que podrán darle una segunda vida. 

2. Empaqueta todo 

Es necesario ser práctico y ordenado a la hora de empaquetar. Por eso, es prioritario que ordenes por estancias y que pongas nombres a cada caja según el contenido. 

Te aconsejamos que comiences a empaquetar las cosas unas tres semanas antes de la mudanza. Empieza por todo aquello que no utilizas en el día a día y que quieras guardar cuanto antes. Utiliza papel burbuja para empaquetar los objetos frágiles. 

3. No vacíes todos los muebles 

Esta es una recomendación muy práctica, ya que hará más llevadera y rápida tu mudanza. Las cosas más ligeras pueden ir en los cajones de los muebles. Por ejemplo, algunas prendas de ropa. 

4. Desmonta los muebles 

Ten cuidado a la hora de desmontar los muebles y no pierdas ningún tornillo o pieza pequeña. Por eso, es importante que guardes todo perfectamente etiquetado y que metas las pequeñas piezas en bolsitas de plástico y las cierres bien. También debes especificar a qué mueble pertenecen.   

Desmonta los muebles, pero no te olvides de guardar los tornillos y las piezas pequeñas.

5. Usa bolsas de basura para los objetos ligeros 

Es una gran idea, a pesar de que pueda parecer un poco cutre. Las bolsas de basura son resistentes y de gran tamaño, y en ellas podrás almacenar las cosas blandas como almohadas, ropa de cama, peluches, etc.  

De este modo, estarás ahorrando espacio. Eso sí, no olvides cerrarlas bien con cinta aislantes y etiquetarlas debidamente.  

6. Desconecta los electrodomésticos la noche anterior 

Recuerda desenchufar el frigorífico la noche anterior a la mudanza para que se descongele el congelador. Antes, saca toda la comida y los productos perecederos. También puedes desconectar otros electrodomésticos que no vayas a usar como la lavadora, etc. 

7. Antes de mudarte, asegúrate de que la otra vivienda esté lista 

Pinta la nueva casa antes de mudarte a ella, pero no solo eso. Es importante que realices todas las tareas que haya pendientes como cambiar el suelo o hacer una limpieza en profundidad. 

8. No pasa nada por tirar cosas tras la mudanza y comprar otras nuevas 

Si una vez hecha la mudanza te das cuenta de que hay cosas que no te hacen falta, no dudes en deshacerte de ellas. No es tarde para hacerlo. 

Asimismo, es normal que tengas que comprar cosas nuevas para tu nuevo hogar. Suele ocurrir. Por eso, es importante que reserves parte de tu presupuesto para estos gastos adicionales.  

Si estás en busca de una propiedad, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de profesionales de Spacio4.