Requisitos para confiar en una inmobiliaria a la hora de vender tu casa

Vender tu casa es un proceso delicado en el que, en ocasiones, cometemos múltiples errores. Como profesionales del sector, uno de los más comunes que solemos ver en clientes que llegan de otras experiencias es la propia elección de inmobiliaria y los prejuicios en torno a ellas.  

Nuestra principal recomendación en torno a este tema es que, como en todo en la vida, si quieres conseguir tus objetivos, la elección que hagas debe ser consciente y cuidada, más aún teniendo en cuenta que, en este caso, hay grandes cantidades de tiempo y dinero en juego.  

¿Qué tiene que tener una inmobiliaria para que confíes en ella?  

Búsqueda de inmobiliaria 

Lo primero es lo primero. Invierte tiempo en informarte sobre la inmobiliaria en cuestión, las prisas nunca son buenas consejeras. Conoce al que será tu agente y pide que te den referencias de clientes anteriores. Siempre es bueno contar con las experiencias de otros para mejorar la nuestra.  

Que inviertan en la venta 

Actualmente es muy fácil buscar casa en venta en internet. Esto tiene su parte buena y su parte no tan buena, ya que aunque los portales online otorgan una gran visibilidad y alcance pueden hacer que el proceso de venta se alargue o que tu propiedad pase desapercibida.  

En este punto, es muy importante que la inmobiliaria que elijas esté dispuesta a invertir en la venta de tu casa, ya sea mediante anuncios en redes sociales, con una sesión fotográfica profesional o mediante otro tipo de servicios adicionales acordados. 

Si tu casa tiene potencial, lo ideal es contar con fotos profesionales que lo maximicen y llamen la atención del futuro comprador.  

Antes de nada, acuerda con tu agente lo que la inmobiliaria hará por la venta de tu casa. 

Las sesiones fotográficas profesionales permiten mostrar el potencial de tu casa al futuro comprador

Exclusividad 

Si queremos exigir el anterior punto, es normal que la inmobiliaria requiera vender en exclusiva la casa, ya que, de otra forma, una gran inversión en la venta de tu inmueble podría no compensarles.  

Límites y preferencias 

Como vendedor, también debes tener la oportunidad de pactar con el agente unos límites y preferencias.  

Con esto nos referimos, por ejemplo, a los horarios de visita a la vivienda. Como excepción, puedes recibir a alguien fuera de tu horario de preferencia, pero si quieres salir cuerdo de este proceso, lo recomendable es que sea lo más organizado y estructurado posible.  

Además, lo ideal es que la inmobiliaria respete tus preferencias en cuanto a las características de tus posibles compradores. 

Canal de comunicación 

Establecer un buen canal de comunicación entre inmobiliaria y vendedor es esencial para el éxito del proceso. En este punto, los límites también cobran especial importancia.  

La gestión de la información por parte de la inmobiliaria debe ser ordenada y eficiente, para facilitar la gestión y la venta en sí misma y, mientras tanto, hacerte perder el mínimo tiempo posible.  

Desde el inicio es recomendable que la inmobiliaria te asigne una persona en la que confíes y a la que puedas plantearle dudas y preguntas sobre todo el proceso.  

Ni todo bueno, ni todo malo 

La venta de una casa siempre tiene sus momentos malos y buenos. No te fíes de alguien que te oculta la parte más difícil del proceso. La información es poder.  

Si estás en búsqueda de la inmobiliaria correcta para vender tu casa, somos lo que buscas. Contacta con nosotros mediante el formulario web o por teléfono, ¡y te lo mostraremos!