Vender o alquilar tu casa: ¿qué es mejor? 

¿Vas a cambiar de vivienda, pero no sabes qué hacer con la que ya tienes? Tienes una casa, pero tus circunstancias personales te han llevado a vivir en una casa más grande o, por otro lado, tienes una propiedad vacía y quieres sacarle el máximo rendimiento. En todo caso, tienes que decidir entre vender o alquilar. Y por eso, ¡este artículo es para ti! A continuación, analizaremos las ventajas y desventajas de vender o alquilar tu casa para saber qué es mejor. 

Qué debes tener en cuenta  

Antes de vender o alquilar, debes considerar tres aspectos básicos:  

  • Las características particulares de tu vivienda, así como su ubicación. 
  • La situación del mercado inmobiliario en ese momento. 
  • Tus circunstancias personales. Puede que tengas la urgencia de vender o que, en cambio, no tengas prisa y puedas esperar al comprador y situación adecuadas. 

 

Ventajas y desventajas de vender tu casa 

Si tienes claro que no quieres ya tu casa ni la querrás en un futuro, está claro que debes optar por venderla. Te contamos las ventajas: 

Ventajas: 

  • Conseguirás dinero rápido. Si necesitas liquidez de manera inmediata, vender es la mejor opción. Además, aunque no necesites el dinero, puedes invertirlo. 
  • Despreocupación. Ya no tendrás que estar pendiente de la vivienda ni mantenerla, lo que puede suponer, en ocasiones, verdaderos quebraderos de cabeza. 
  • Obtendrás beneficios fiscales. Cuando vendes tu residencia habitual para invertir ese dinero en otra vivienda, no tendrás que tributar las ganancias patrimoniales. 
  • Evitarás gastos a largo plazo. No pagarás impuestos ni tendrás que hacer frente a todos los gastos que genera una casa, aunque esté vacía.  

También se presentan algunos inconvenientes al vender tu vivienda. 

Desventajas: 

  • Perderás patrimonio. Por ello, debes analizar cuáles son tus necesidades a largo plazo, ya que obtendrás el dinero de una sola vez.  
  • Encontrar compradores. Probablemente, sea la cuestión más difícil al vender una casa. 
  • El proceso de venta. Tendrás que asumir los gastos del proceso de compraventa. 
  • En caso de que tengas una hipoteca, tendrás que cancelarla y afrontar los gastos que supone liquidarla.

Uno de los inconvenientes de vender una casa es encontrar compradores

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda 

Respecto al alquiler de tu vivienda, también hay pros y contras. 

Ventajas: 

  • Conservarás tu patrimonio. Seguirás siendo el titular de la vivienda, y a su vez, recibirás beneficios por su arrendamiento. 
  • Los trámites son más sencillos. El papeleo es más fácil y el tiempo de espera más corto.  
  • Podrás dejar esa vivienda en herencia, si no la vendes. 

Alquilar una vivienda también tiene sus contras. A continuación, te los explicamos. 

Desventajas: 

  • Los gastos derivados del alquiler. Al tener que notificarlo a la Agencia Tributaria, tendrás que pagar el IBI, la comunidad de vecinos (si la hay) o los desperfectos que causen los inquilinos. 
  • La posibilidad de tener malos inquilinos. Puedes encontrar personas que no paguen el alquiler o que no cuiden bien de la casa. 
  • El papel del casero. No es fácil ser casero, porque supone tomar decisiones importantes o tener que desembolsar dinero para tener la vivienda en condiciones óptimas. 
  • Riesgo de tener okupas. Podrían okupar tu casa mientras intentas alquilarla, lo que te podría llevar años recuperarla. 

Los trámites siempre son más sencillos si alquilas la vivienda

Entonces, ¿qué es mejor? ¿Vender o alquilar? 

No hay una única respuesta para esta pregunta, porque todo dependerá de la situación en la que te encuentres. Si necesitas dinero inmediato o si te planteas invertirlo, o si no tienes tiempo para atender las necesidades de un inquilino, lo mejor será vender. 

Por el contrario, alquilar será la mejor decisión si quieres disponer de esa vivienda en el futuro, si no tienes prisa por obtener rentabilidad o, si quieres dejarla en herencia a alguien. 

Si tienes alguna duda o si quieres vender o alquilar tu casa y necesitas ayuda, ¡no dudes en contactar con nosotros!