¿Vivienda nueva o de segunda mano? Ventajas e inconvenientes

Cuando alguien tiene la intención de comprar una casa, siempre le surgen dudas entre comprar una vivienda nueva o de segunda mano. No obstante, siempre dependerá de lo estés buscando y de tu vida diaria.  

¿Tú también tienes dudas? No te preocupes, en este artículo te contamos todas las ventajas e inconvenientes de elegir una vivienda nueva o de segunda mano.  

Ventajas e inconvenientes de comprar una vivienda nueva 

La mayor ventaja de una vivienda nueva es precisamente eso: que es nueva. Nadie ha vivido antes en ella y, por lo tanto, está totalmente a tu disposición… Por lo tanto:  

  • Estrenarás casa: y al mismo tiempo, podrás amueblarla a tu gusto. 
  • No tendrás que reformarla: al ser una nueva construcción, evitarás tener que hacer reformas, que la mayoría de las veces resultan tediosas. 
  • Mayor tamaño: se suelen construir a las afueras de las ciudades porque hay más terreno urbanizable, y generalmente, tiene una superficie mayor. 
  • Más moderna y funcional: los tiempos avanzan y los gustos y las necesidades cambian. Así se apuesta, cada vez más, por diseños y distribuciones más modernas e inteligentes (habitaciones más grandes con baño o armarios empotrados).  
  • Mayores garantías: la vivienda nueva cuenta con las garantías del promotor, que tendrá que hacerse cargo si ocurre algún imprevisto. 
  • Materiales de mejor calidad y menos gasto energético: hacen la vida más cómoda y facilitan el ahorro en tus facturas. 

También tiene sus inconvenientes: 

  • Más cara: al ser nueva, siempre tendrá un precio mayor.  
  • Mayor tiempo de espera: las viviendas nuevas tardan más en construirse y tendrás que esperar también a la entrega de llaves. 
  • Peor ubicación: por lo general, estará más alejada del centro urbano que una de segunda mano. La zona puede estar mal comunicada o no disponer de tantos servicios.
  • Una vivienda nueva tiene numerosas ventajas, por ejemplo que es más moderna y funcional

Pros y contras de la vivienda de segunda mano 

Una vivienda de segunda mano tiene sus pros y sus contras. Además, en el mercado existe una mayor oferta de este tipo de inmuebles. En cuanto a los pros: 

  • Menor precio: la vivienda usada tiene un precio por metro cuadrado inferior a la vivienda nueva situada en la misma zona. No obstante, debes tener en cuenta si tienes que hacer reformas en ella.  
  • Mejor ubicación: es una de sus principales ventajas. Se localizan en zonas más céntricas, con mayor oferta de servicios que en las afueras (tiendas, colegios, centros de salud, etc.). 
  • Tendrás que esperar menos tiempo para entrar a vivir: aunque si has pedido una hipoteca, puede tardar un par de meses. 
  • Pagarás menos impuestos: mientras que una vivienda nueva está gravada con un 10% de IVA (salvo excepciones), la vivienda de segunda mano se rige por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que, según la Comunidad Autónoma, puede estar entre el 4% y el 11%. 
  • Tendrás que realizar menos trámites: comprar un inmueble nuevo siempre acarrea hacer más trámites de gestión de la propiedad, algo que es menos complejo si compras una de segunda mano.

Si compras una vivienda de segunda mano, tendrás que realizar muchos menos trámites

No obstante, tiene sus desventajas: 

  • Peores instalaciones: al final, las viviendas nuevas suelen estar ubicadas en urbanizaciones con mejores instalaciones o zonas comunes (jardines más amplios, piscina, gimnasio, etc.). 
  • Necesitará más inversión: depende de la antigüedad de la vivienda de segunda mano, pero muchas ocasiones necesitan remodelaciones. 

Si te ha quedado alguna duda o te cuesta decidir entre comprar una vivienda nueva o de segunda mano, ¡contacta con nosotros!  

Te asesoraremos para que tomes la mejor decisión.