Cómo reformar un piso para alquilar

Siempre es una buena opción reformar o arreglar algunos desperfectos antes de alquilar un piso. Es una inversión rentable porque así se alquilará más rápido y, además, aumentará el precio del alquiler. Asimismo, se debe ofrecer la vivienda en buen estado para proporcionar comodidad a nuestros nuevos inquilinos. 

Por eso, si estás pensando en reformar para alquilar, ¡debes leer este artículo! En él te contamos cómo reformar un piso para alquilar. 

7 consejos para hacerlo bien

No te pierdas nuestras recomendaciones para sacarle partido a tu piso si quieres alquilarlo. ¡Ponte manos a la obra! 

1. Elige a tu futuro o futuros inquilinos 

Debes tener claro a quién o quiénes vas a alquilar tu piso. Así sabrás qué tipo de reforma realizar. Por eso, ten en cuenta el tamaño y la ubicación de la vivienda. Por ejemplo, si es un piso para una familia con niños, una pareja joven, etc. 

2. Haz una reforma funcional 

Cuando se plantea la reforma de un piso, lo mejor es hacerla de manera funcional. Es decir, tiene que ser un espacio cómodo que cuente con las soluciones necesarias: sitios de almacenaje, electricidad, un buen baño, etc. Lo importante es que los inquilinos se sientan en un ambiente agradable. 

3. Revisa las instalaciones 

Debes hacer una revisión general de todas las instalaciones eléctricas, y renovar aquellos enchufes o interruptores deteriorados para evitar accidentes en el futuro. Recuerda: la seguridad en la instalación eléctrica es imprescindible. 

4. Escoge la pintura adecuada 

La pintura es un elemento importante en cualquier vivienda. Un piso bien pintado a la hora de alquilar aporta una mayor sensación de limpieza. En este caso, la pintura en tonos claros o neutros aumentará la percepción de la luz y ayuda a que las estancias parezcan más amplias. 

5. Échale un vistazo a la grifería 

No da buena imagen que los grifos goteen en espacios como la cocina o el cuarto de baño. De este modo, tienes que revisar los grifos para que no tengan fugas ni problemas de goteo. También es importante comprobar las tuberías para prevenir atascos. 

Es muy importante revisar todos los grifos.

6. La iluminación es fundamental 

La luz natural es clave para iluminar cualquier estancia, de forma que, si tu piso cuenta con ventanas, no habrá ningún problema. Pero en el caso de que no cuentes con demasiada luz natural, deberás optar por iluminación artificial.  

Nuestra recomendación: opta por lámparas sencillas con estilos neutros o bombillas LED. Por otro lado, los espejos también son una buena opción si los colocas bien, porque potenciarán la luz. 

7. La decoración, lo justo y necesario  

Decora el piso de forma práctica y funcional para diferentes perfiles de personas. Lo importante es que tenga los muebles justos y necesarios para disfrutar de las comodidades de la vivienda mientras vivan en ella. Es decir, la decoración ¡en su justa medida! 

¿Quieres saber más sobre cómo reformar un piso para alquilar?  ¡Contáctanos! Resolveremos tus dudas.