¿Conoces los impuestos que se pagan al vender una casa?

Vender una casa no es fácil, ya que implica una serie de procedimientos que conviene saber. ¿Conoces los impuestos que se pagan al vender una casa o apartamento? Te lo contamos en este Blog. 

¡No te lo pierdas! 

¿Qué impuestos pagarás al vender una casa? 

Pagar impuestos es de los trámites más engorrosos en el momento de vender una casa, pero su incumplimiento provoca serios problemas con Hacienda. Los impuestos más conocidos son el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), la plusvalía municipal o el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). A continuación, te los explicamos en detalle: 

  • IRPF – Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 

Este el impuesto más conocido, y al que todos nos sometemos una vez al año si reunimos los requisitos para si hacemos la declaración de la renta. Solo se paga si al vender el inmueble obtenemos una ganancia patrimonial, esto es, si la casa se vende por más dinero del que nos costó en su momento.  

En este caso, para calcular cuánto es la ganancia patrimonial, debes tener en cuenta todos los gastos que derivados de vender la casa, de las posibles reformas, etc. Por otra parte, se debe pagar en el momento en el que realizamos la declaración de la renta, al año siguiente de vender el inmueble. 

  • Plusvalía municipal 

Este impuesto se atribuye a los ayuntamientos. Este se aplica atendiendo al incremento del valor del terreno en los años en los que haya pertenecido al propietario de la vivienda. Solo repercute al suelo, por lo que no se tienen en consideración las construcciones o reformas que se hayan realizado en ella. Sin embargo, sí se tienen en cuenta otros factores como el valor catastral o el número de años que se haya sido dueño del inmueble. 

De la misma manera, este impuesto varía de un ayuntamiento a otro, y generalmente, se debe presentar la documentación dentro de los 30 días hábiles posteriores al momento de firmar la escritura de la casa. 

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles – IBI

Es un impuesto municipal que se debe pagar todos los años cuando se es propietario de un piso o una casa, aunque este tiene una particularidad. 

Lo tiene que pagar el dueño de la vivienda que se va a vender a principios del año fiscal en curo, pero se puede repartir entre el vendedor y el comprador de modo proporcional dependiendo del tiempo que haya pasado cada uno en el inmueble.  

El IRPF, la plusvalía municipal o el IBI, son algunos de los impuestos que debes pagar al vender tu vivienda.

Otros pagos a la hora de vender una casa 

Además de los impuestos aquí citados, existen otros como: 

  • Los gastos de cancelación de la hipoteca: en el caso en el que no esté cancelada. 
  • Certificado energético: su precio oscila entre los 50 y los 200 euros, y depende del tipo de vivienda que esté a la venta. 

Todos los demás gastos como los de notaría, correrán, por lo general, a cargo del comprador. 

Si estás en busca de una propiedad, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de profesionales de Spacio4.